¿Vente para Alemania, Pepe?

HootWriting

Tras la noticia de la semana, no pude evitar recordar una antigua historia que escribí al terminar la carrera, en ese momento en el que sales de la universad para darte de bruces con la cruel realidad que te está esperando fuera para fustigarte sin clemencia… o así es como lo sentí yo, al menos. Ese tiempo infinito dedicado a revisar, editar y volver a revisar ese trozo de papel que contiene tu vida para que luego lo hagan trizas sin consideración alguna.

Forges. Paro

Pero con cada puerta que se cierra se nos brinda la oportunidad de darnos la vuelta y empezar a caminar por un nuevo pasillo.

Es en momentos como éstos en los que las ideas vienen. Como esta pequeña historia. O la viñeta del siempre enorme Forges que ilustra este post.

Ánimos a los que seguís buscando.

El verano de la parada

Hacer colas interminables, ir de…

Ver la entrada original 67 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s