De Cantora a la cárcel

De Vuelta y Vuelta

Por Mari_Polin

Isabel_Pantoja_-_01No veo Sálvame. Y no, no soy una de tantos que lo niega con vehemencia para, después, casi con miedo, poner la tele para pasar un rato a medio camino entre la culpabilidad y el placer. Si viera este programa y sus sucedáneos, no tendría mayor problema en reconocerlo como así le ocurre a mi madre, una de tantos espectadores que estos días se ha especializado en Derecho Penal para seguir el caso Pantoja.

Porque el caso Pantoja tiene mucha miga. Muchísima. Nada tiene que envidiar a ningún culebrón. Capítulo tras capítulo el asunto se pone cada vez más interesante, esperando que, por fin, lleguemos al desenlace de una historia que comenzó allá por 2003, año en el que Isabel Pantoja perdió el norte y el sentido de la decencia, si alguna vez lo tuvo.

No quiero pensar, porque aún me queda una pizca de ingenuidad, que Isabel…

Ver la entrada original 451 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s