Historietes per a no dormir, o per a gitarse més tard per lo menos

Don Visente Lo Cabanyal

La noche de las Ánimas (del puerto)

PRIMERA PART

Era un día sombrío, (estava tot a fosques, vamos) día de otoño. Bueno, de otoño… tenía solo el nombre, porque hasía más calor, que en un puticlubs del Congo (y que los congoleños ma perdonen). Era lo que se sol dir, un día cagao. Calores fatuos propios de la era post-glacial y el cambio del clima climático. A causa de la cresida de los mares y las derivas continentales, una masa oceánica se había adentrado varias millas tierra adentro. Los pecios de naves naufragadas se arremolinaban frente al ahora fictisio litoral. Los restos de un barco de Transmediterránea, se había convertido en una urbanización de pisos patera de lujo para marineros sense faena.

barco de chanquete El Gran Monument de Chanquete a la libertad, anegado parsialmente por las masas oceánicas que cubrían tota la Vilanova del Grau

Ver la entrada original 784 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s