Estimado señor ministro…

Curar a veces, aliviar a menudo, consolar siempre

… No sé si tengo que felicitarle o darle el pésame. Si a mí me ponen ahora de ministra de Fomento (por poner algo de lo que no tengo ni idea) me daría un ataque. Claro que igual es por eso por lo que no soy político.

Por lo que he leído, no tiene usted ninguna experiencia en el mundo sanitario. Le toca ahora ponerse el día de cómo funciona el sistema de salud, aprender en tiempo récord los fármacos que curan la hepatitis C y tratar con unos profesionales profundamente desencantados con sus predecesores. No le envidio.

Y me temo que también tendrá que luchar usted contra la hemeroteca. Claro que al haber sido portavoz quizá ha tenido que defender posturas complicadas. Pero ayer, apenas conocido su nombramiento, ya circulaba esto por las redes sociales:

Imagen1

Y este tipo de declaraciones, señor ministro, choca de frente con nuestra ética profesional. Y…

Ver la entrada original 465 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s